Moisés Giraldo, un joven con “el don de las tijeras”, que te hace sonreír.

Que la peluquería es un arte nadie lo duda, y que además de técnica se necesita tocar el alma de la gente, tampoco. De alma sabe mucho Moisés Giraldo y su gran equipo de profesionales.

Un joven onubense, que con tan sólo 30 años, es ya todo un referente a nivel nacional y esto no ha hecho más que empezar. Doy fe de ello. ¡Quédate con su nombre! Nació en un pueblo del Andévalo (El Granado, Huelva) y aunque desde niño sintió pasión por las tijeras no se atrevió a manifestar su vocación, sin antes estudiar Hostelería, una profesión donde también podía plasmar su creatividad. Y eso que su padre los fines de semana hacía de barbero para sus amigos.

Sin embargo, cuando alguien ha nacido para algo, esa pasión late dentro y es imposible hacerla callar.

Por sus salones han pasado más de 1000 clientas que confirman que además de ponerse guapas por fuera, también las embellece por dentro. Creativo, inquieto, apasionado por su trabajo e innovador ha dado un giro a la peluquería introduciendo nuevos conceptos.

He tenido la suerte de conocerle y presentar un evento del sector de la belleza, donde además de reconocerle su trayectoria profesional, ha presentado nuevas propuestas y agradecido el apoyo incondicional de sus clientas, que son quienes le dan fuerzas día tras día, para seguir avanzando.

Imagino que sus compis del cole, le dirán cuando le vean por la calle: “Moi, la que has líao