La energía femenina se une: el cambio ha comenzado. ¡Gracias, Sr. Trump!

Este s√°bado el mundo, a nivel internacional, asist√≠a at√≥nico a un hecho sin precedentes. Miles de mujeres en distintas ciudades¬†desde Sidney a NY,¬†y partiendo de Washington,¬†se un√≠an de forma sarc√°stica, llevando el famoso gorrito rosa, denominado “pussy cat”, para demostrar su oposici√≥n al presidente Donald Trump.

La comidilla en todas las reuniones era esta marcha de mujeres y las barbaridades que soltaba un presidente hablando despectivamente del género femenino.

Pero sinceramente, pienso que debemos estar agradecidas a Trump porque con tan duras palabras ha conseguido 2 provocar dos cosas importantísimas:

1- Que las mujeres de todo el mundo, sin importar ciudad, edad, raza o condición social, se unan para defender los valores femeninos de una forma multitudinaria.  Algo que nunca había ocurrido antes de esta forma. Por fin, las mujeres de todo el mundo nos unimos para hacer algo juntas. El inicio del cambio ha comenzado, y de esta unión brotará la fuerza para que el liderazgo femenino destrone al masculino. Y no me refiero a hombres contra mujeres, qué gran error sería, en mi opinión, sino a desarrollar los valores femeninos que son inherentes al ser humano independiente de ser hombre o mujer.

2- Una llamada de atención al género femenino, para que nos hagamos respetar como mujeres y no permitamos situaciones que atacan nuestra autoestima, sólo por poder o dinero.

Así, que en contra de lo que ha publicado la mayoría de la prensa internacional, gracias Trump, porque con tus provocaciones la revolución para desarrollar el liderazgo femenino, con más fuerza que nunca, ha comenzado.

¬°Gracias, Sr. Trump!