Estoy enferma: Me han diagnosticado “trastorno por d√©ficit de naturaleza”

Convoqu√© a mis amigos para un caf√©, y all√≠ les dije: “Necesito ir urgentemente al campo, estoy enferma, me han diagnosticado trastorno por d√©ficit de naturaleza“, as√≠ fue como capt√© su atenci√≥n sobre el mal del siglo XXI y que ven√≠a padeciendo hac√≠a meses. Stress, apat√≠a, bajada de defensas y ansiedad eran algunos de los s√≠ntomas. No me lo diagnostic√≥ ning√ļn doctor colegiado, me lo comunic√≥ mi alma que notaba la agon√≠a de la falta de contacto con la naturaleza.

El t√©rmino ‘Trastorno por D√©ficit de Naturaleza” lo acu√Ī√≥ el escritor Richard Louv en el a√Īo 2005, en su libroEl √ļltimo ni√Īo de los bosques, generando un movimiento para volver a conectar al ser humano y especialmente, a los ni√Īos, con la naturaleza.

 

El ser humano está fisiológicamente adaptado al ritmo que funciona la naturaleza. La tecnología es un avance pero la dependencia e intoxicación que tenemos a ciertos aparatos es para volverse locos. Uno se despierta y lo primero que mira es su whappsap y lo hacemos casi de forma automática, sin darnos cuenta. Hace falta un equilibrio entre la naturaleza y la tecnología.

Todos los seres vivos necesitan seguir los ciclos de la naturaleza y estar en armonía con su entorno. No veremos a una mascota dando vueltas por la casa a las 4:00 a.m. El ritmo frenético que llevamos nos pide parar y nuestra alma llega un momento que no puede más y necesita como sea salir corriendo al contacto de un bosque, un parque, oir un riachuelo, observar un atardecer, etc porque es como cargamos las pilas y nos desintoxicamos del stress.

¬ŅC√≥mo podemos averiguar si tenemos un d√©ficit de naturaleza?

Los s√≠ntomas son evidentes y todos los conocemos: depresi√≥n, obesidad, fatiga cr√≥nica, estr√©s, hiperactividad y dificultad para concentrarse. Es lo mismo que le sucede a un animal cuando lo sacas de su entorno y lo encierras en un zoo. Como dice Richard Louv, en su libro, “El d√©ficit de naturaleza no es una enfermedad cl√≠nica, no es un trastorno que se pueda tratar con medicamentos. Es m√°s bien una enfermedad social, y el √ļnico remedio posible es lo que yo llamo Vitamina N, de Naturaleza: pasar m√°s tiempo al aire libre, manteni√©ndonos activos y en contacto con los seres vivos”.