Puedes reducir tu envejecimiento en un 75%. Muchos factores dependen de ti

Los médicos están cansados de repetir que 5 de los 6 factores que provocan el envejecimiento y deterioro de la salud están en nuestra mano.

¿Por qué envejecemos y morimos? Morimos porque nuestro organismo degenera en lo físico, mecánico (orgánico) y en lo psico-emocional. Y si fuéramos capaces de concienciarnos y seguir unos hábitos de vida saludables, nuestra calidad de vida sería mejor.

Ya no vale con la excusa de “lo que tenga que pasar, te pasa” o “si está que te tienes que morir con 90 años”; probablemente,  así será, porque aunque creo que efectivamente cada uno tenemos un día marcado para marcharse de este mundo, lo que sí que podemos controlar es con qué calidad de vida vamos a estar hasta cumplir esos 90 años.

No es lo mismo estar en una cama enfermo, que estar dando paseos y montando en bicicleta, disfrutando de la vida y preparándose para irse con la satisfacción de haber vivido tu vida al máximo. Es cierto que envejecer vamos a envejecer todos. Esto es inevitable por el hecho de ser seres vivos, pero lo que sí podemos cambiar es cómo envejecemos.

En Países Nórdicos es donde más calidad de vida hay. Después de jubilarse, gozan de una salud envidiable durante casi 15 años. Mientras que en España,  la media está en mantener 5/7 años, máximo con buena salud, después de la edad de jubilación.

Esto provoca tristeza y rabia, pero la buena noticia es que está en nuestras manos cambiarlo modificando los hábitos de forma inteligente. Lo complicado es concienciarse del cambio que podemos dar  a nuestra vida y de la importancia de tomar una postura responsable sobre nuestra salud y bienestar. Nuestros hábitos están metidos en nuestros genes casi y cuesta romper con ellos, pero se puede conseguir, modificando poco a poco algunos de ellos e introduciendo nuevas rutinas.

¿Qué influye en el envejecimiento?

1-Genética: Aquí poco podemos hacer. Empezamos en negativo, por lo que habrá que tomarse más en serio los siguientes factores para compensar aquello que no podemos modificar porque nos viene de serie, pero sí nos avisa de los factores de riesgo en nuestra familia para poner más precaución.

https://lanaveva.files.wordpress.com/2011/08/methylated_dna_hires.jpeg

2-Nivel de hidratación: Responsable de ¼ del envejecimiento del organismo. Las células necesitan agua para vivir y los órganos del cuerpo necesitan agua para funcionar correctamente. Imprescindible también, para eliminar toxinas del organismo que aceleran el proceso de envejecimiento. Tú decides: Bebes agua y tomas infusiones o envejeces más rápidamente y tu organismo se deteriora más. Más envejecimiento, peor calidad de vida.

También nos hidratamos de forma externa.  Cuando nos duchamos, no debemos exceder los 10 minutos diarios para no arrastrar el manto lipídico aunque qué beneficios produce y cómo relaja los músculos una ducha larga y con agua calentita. Eso sí, después deberíamos hidratar la piel.

http://cdn2.salud180.com/sites/default/files/styles/medium/public/field/image/2012/06/beberfinal.jpg?itok=r5VMmaCi

3-Alimentación: Antiguamente se comía más sano y en la actualidad, cada vez más elaborado y más química. Todos sabemos lo que es natural y lo que no. Expertos nutricionistas repiten incansablemente el poder de cambiar tu salud sólo con la alimentación. Desde curar enfermedades (dieta macrobiótica) hasta mejorar calidad de vida con nuevos hábitos. Que tus alimentos sean tu medicina. Hoy día comemos para saciar la sensación de hambre, dejándonos llevar por modas o por adictivos que nos seducen. ¿Realmente comes pensando en dar a tu cuerpo lo que necesita? Deberíamos comer  pensando en lo que va a aportar a mi organismo.

Como carne porque necesito proteínas y debo añadir verduras para recibir vitaminas y tomaré algo de pan para tener hidratos de carbono, pero no añadiré patatas fritas en exceso para no dar demasiados hidratos a mi cuerpo ni muchas grasas.

Evitaré dulces para no alterar el mecanismo de glucosa y evitar padecer diabetes y en su lugar tomaré miel, pasas, rebanadas de pan con queso y mermelada, etc

A nadie se le ocurre echar en el depósito de gasolina el primer líquido que le parece, es más, se asegura de echar el combustible adecuado para no cargarse el motor del vehículo.

Entonces, ¿por qué nos tomamos tan poco en serio cuidar el motor de nuestro cuerpo que es el corazón y el cerebro y los demás órganos?

Todos deberíamos ir a clases con nutricionista para aprender a combinar alimentos y saber qué es lo que el cuerpo necesita. Aunque hoy día, por suerte, esta información está a la mano de cualquiera. Y todos podemos saber  qué alimentos están vacíos de valor nutricional y cuáles son beneficiosos y cuáles no. Aprovecha los alimentos de cada temporada. Un truco: La naturaleza nos da lo que necesitamos en cada estación.

Resultado de imagen de alimentacion en otoño

Ejercicio 1: Elige un día y anota lo que has comido. Revisa lo que aporta a tu organismo y observa si mantienes equilibrio o tienes alguna carencia o desfase. A base de práctica, llegará un momento que irás incorporando rutinas nuevas y combinarás los alimentos de forma óptima.

Importantísimo también algunos oligoelementos como zinc, magnesio, selenio y cromo que cuesta mucho tomarlos en la proporción que necesitamos y por ello debemos recurrir a complementos nutricionales, que complementen nuestra dieta.

Incluir alimentos ricos en antioxidantes es fundamental y entre ellos, hay un alga milagrosa por su poder regenerador y antiedad,

Os recuerdo un post que escribí hace algún tiempo sobre alimentación y cómo dar a cada órgano lo que necesita: La farmacia de Dios.

4-Psico-Emocional: Efectivamente una mente equilibrada y positiva ayuda a la salud en general del organismo. La tristeza y emociones negativas o tóxicas repercuten en nuestro bienestar físico. Está demostrado que las emociones provocan enfermedades. Recomiendo leer “La enfermedad como mensaje del alma”, para descubrir el significado de muchas enfermedades que podemos solucionar atendiendo la emoción que la provoca. “Una vida sin emociones no es vida”. Tenemos que saborearlas  y evitarlas o bloquearlas nos hace envejecer.

Por otra parte, alejarse de la gente y situaciones que restan energía o contagian esa negatividad te hará rejuvenecer.

https://image.jimcdn.com/app/cms/image/transf/dimension=670x10000:format=png/path/s73213e152c221d0e/image/i293151a4ccda8158/version/1444138274/image.png

Te propongo un ejercicio.

Ejercicio 2: Describe las 5 personas que tienes a tu alrededor habitualmente con las que más interactúas y su carácter y personalidad. Luego reflexiona sobre cómo es tu vida. Verás que hay mucho similar a como son esas personas.

Los gurús dicen que tu vida es similar a la de las personas con las que más tiempo pasas. Por ello, si quieres mejorar tu vida, tendrás que alejarte de algunas personas y rodearte de aquellas que tengas rasgos de carácter que te gustaría potenciar.

La buena noticia es que no somos máquinas que respondemos a emociones e impulsos, hoy sabemos que la mente se puede controlar y podemos ser cada vez más conscientes de por qué actuamos de determinada manera y por qué sufrimos ante determinadas situaciones.

 

-Ejercicio físico: Nuestro cuerpo humano es como una máquina y necesita movimiento. Si no hacemos ejercicio los órganos se quedan agarrotados y cuesta moverse. Los músculos necesitan estar entrenados y las articulaciones igual.

¿Qué pasa con una bici que dejas durante años en el sótano de casa? Si intentas ir a dar una vuelta con ella después de 20 años, posiblemente, la correa no vaya bien y cueste pedalear. Igual pasa con nuestro organismo. Menos ejercicio, menos vitalidad y más dificultad para ser independiente a medida que cumplimos años.

Esto no significa que haya que ir como loco al gimnasio. Soy de las que piensa que hay que moverse y hacer algún ejercicio físico pero cada uno tiene que encontrar lo que le vaya mejor. Para uno será correr, para otros nadar, habrá quien elija hacer tenis, otros preferirán pasear, …

http://cdn01.ib.infobae.com/adjuntos/162/imagenes/010/863/0010863003.jpg

-Actitud: La actitud se entiende de 2 formas: Por una parte, la actitud ante la vida. Rejuvenece quien mantiene las ganas por vivir, quien sigue ilusionándose cada día, quien disfruta de pequeños placeres, y quien se atreve a vivir con todas sus consecuencias.  Envejece menos quien ama y disfruta de los sentimientos y el cariño de quien le rodea, envejece menos quien tiene un sueño y lucha por él, quien no se cansa de descubrir cosas nuevas y lugares distintos, quien sigue aprendiendo cada día y tiene una actitud hacia el futuro y dejarse sorprender.

Por el contrario, envejece mucho más quienes se quedan en el pasado, se resisten a los cambios, esa rigidez de mente de traslada al cuerpo y lo bloquea porque la vida es movimiento y si se intenta frenar, se sufre mucho.

http://www.lafelicidadestadelante.com/wp-content/uploads/2015/02/actitud-positiva1.jpg

Por otra parte, la actitud se entiende como las ganas de hacer algo. Porque por mucha teoría que uno sepa hay que querer. Y esto cuesta. Al ser humano, nos cuesta cambiar hábitos, pero se puede. Se trata de empezar y cambiar tus rutinas pero sobre todo haciendo un compromiso firme con uno mismo para rejuvenecer y ganar vitalidad, como si te lo recetara un médico.