Les voiles de Saint-Tropez: Regata internacional de otoño

En Octubre, el mundo naútico, a nivel internacional, se traslada a Saint-Tropez para disfrutar de “las regatas de otoño”, conocidas como Les voiles (las velas) de Saint-Tropez.

Las cifras hablan por sí solas: 4000 marineros de todas las nacionalidades, patrones de 300 embarcaciones y propietarios de los veleros, junto a Rolex, patrocinador principal de la regata y la  Société Nautique de Saint-Tropez, transforman la villa, en un espectáculo que merece la pena ver con tus propios ojos, por lo menos una vez en la vida.

img7_20150321232002

Todo empezó, hace casi 30 años, como una competición entre amigos con el único objetivo de divertirse. Patrice de Colmont, propietario de Club 55 y fundador del evento, reconoce que Les voiles forma parte de la identidad de la villa.

Tres competiciones simultáneamente: moderno, tradición y yates Wally. El espectáculo en el agua está más que asegurado.

Si Saint-Tropez ya es fascinante de por sí, sus callejuelas, el ambiente, los lugares que transmiten a la perfección la esencia del lujo y el disfrute por vivir; en Otoño, se reinventa, mostrando un aspecto más auténtico pero no por ello menos glamuroso.

¿Desde dónde ver “les voiles” de Saint-Tropez?

Tienes varias opciones:

-Desde el agua, la experiencia es indescritible. Nervios, tensión, emociones a flor de piel.

121004_114524_mariska1 boat-shipping

-Desde el puerto, hay 2 ubicaciones clave:

Café Senequier, un clásico. El preferido de S.M. el Rey Don Juan Carlos para tomar el aperitivo. Lo que denominamos “The place to be” para ver y ser visto.

img_4291

L’opera, el restaurante más chic de la villa, para disfrutar del espectáculo de velas, mientras tomas el lunch, en un ambiente cosmopolita. img_4430

img_4277

Al caer la noche, los equipos de las embarcaciones descansan, y reponen fuerzas para la siguiente jornada. El mar requiere mucha precisión, técnica y una mente relajada. Cada nudo y cada obenque guarda muchas emociones y secretos de cada tripulación. Si pudieran contar… hablarían de ilusiones, de afán de superación, tácticas, maniobras, de trabajo en equipo y de complicidad entre los marineros.

voiles-st-tropez-2009-150

… Y sobre todo, de una pasión compartida por navegar, que hasta que no te la describen en primera persona, no puedes llegar a comprender el esfuerzo, sacrificio y disciplina que supone. Porque como dice Niccolò Capri, del Orione Sailing Team, “es una profesión que para entenderla bien, hay que amarla de verdad”.

img_4514