Cómo desconectar, de verdad, tu mente en vacaciones

Vacaciones es sinónimo de intentar desconectar y recargar las pilas. A veces es lo que queremos pero que sea viable depende en gran medida de cómo planifiquemos las vacaciones y de ser consciente de unas pautas para que de verdad podamos relajarnos.

IMG_4838

Te recomiendo:

Ser honesto contigo mismo y con lo que de verdad necesitas: ¬ŅQu√© es lo que realmente te pide el cuerpo y a ti te apetece? Es fundamental no dejarse llevar por modas y hacer de verdad lo que quieres hacer. Son tus vacaciones y es tu responsabilidad cargar las pilas para el resto del oto√Īo.

Cuando hay familia, intentar negoicar qué es lo que apetece a cada uno para armonizar intereses de todos.

Organizar bien fechas y lugares. A veces queremos hacer tantas cosas que al final acabamos las vacaciones más cansados que antes de empezar. Muchos destinos, traslados, y ajetreo de transporte no es recomendable. Al menos se necesitan 21 días seguidos para desconectar de verdad. Tenlo en cuenta a la hora de planificar viajes y destinos.

playa

No puedes pretender acabar todo lo que queda pendiente, antes de vacaciones. Si te diera tiempo, genial, pero si no, no puedes llevarte de vacaciones en tu cabeza todo lo que queda pendiente para septiembre. Para ello te recomiendo organizar bien tareas. Priorizar qu√© es lo que tienes que dejar acabado s√≠ o s√≠, y organizar mentalmente lo que pospones y retomar√°s a la vuelta. La mente necesita hacer un stop y olvidarse del d√≠a a d√≠a para relajarse y desconectar. Tan f√°cil como decirte: “Hasta aqu√≠… y el resto para septiembre”.

-Vivir el “Aqu√≠ y el Ahora“, porque puedes estar f√≠sicamente en un lugar y no disfrutarlo porque tu mente est√° en mil cosas. Intenta disfrutar de lo que haces en cada momento.

Olvidarte un poco de redes sociales y estar conectado a todas horas. Se trata justamente de lo contrario, de desconectar. Puedes organizarte para hacer alguna llamada importante y así evitarás estar pegado al móvil todo el día.

Practicar tu hobbie preferido y disfrutar mucho de actividades al aire libre. La luz del sol es fundamental para cargar nuestro organismo de vitalidad. No desaproveches ni un día.

Actitud positiva: Porque todo depende de uno mismo. Si sabemos sacar el mejor partido a cada día, tendrás unas vacaciones estupendas.

Y sobre todo, no olvides que VIVIR es increíble, así que DISFRUTA MUCHO.