Toda una experiencia: a 400 metros por debajo del nivel de mar

Conocido como “El Mar Muerto” es el punto más bajo que existe en el planeta (417 metros por debajo del nivel del mar, para ser exactos) situado entre Jordania e Israel, linda con el desierto de Judea. Es conocido por la posibilidad de flotar en él, ya que el agua que se evapora es mayor que la que recibe por lo que tiene la mayor concentración de sal del mundo (340 gramos por litro de agua).

En sí, es un lugar peculiar. Es inevitable pensar que después de estar allí, sólo te queda coger impulso y subir a lo más alto.

IMG-20160515-WA149

Son conocidas sus propiedades terapeúticas sobre la piel y la salud debido a la concentración de sales y minerales, así como los barros que se extraen del fondo (lodo negro) con propiedades nutritivas para la piel.

Curiosamente, a pesar de su nombre, ni es un mar ( es un lago) ni está muerto (hay vida microscópica). El agua del mar Muerto está cargada de cloruros de magnesio, sodio, calcio, potasio, bromuros, sulfatos y carbonatos, un cóctel incompatible con la práctica totalidad de las formas de vida, salvo microorganismos capaces de vivir en ambientes salinos, algunas algas y bacterias.

IMG-20160515-WA013

La experiencia merece la pena pero hay que seguir una serie de recomendaciones:

-no sumergirse, porque la sal irrita la piel del rostro y ojos

-precaución con el sol, cuando hay viento del desierto la temperatura ronda los 45ºC/50ºC

-la atmósfora puede resultar axfisiante, no estar más de 15 minutos

-evitar ancianos, niños y personas con problemas respiratorios o cardiacos

Para más información www.deadsea.co.il

Sobre las propiedades curativas del Mar Muerto en: http://www.dead-sea-wonder-of-nature.com/