Aún estás a tiempo …Dieta Last Minute


Se acerca el buen tiempo y nos entran las prisas por controlar un poco algún kilito que nos gustaría eliminar.

Aquí tienes una dieta “last minute” equilbrada, sin pasar hambre y efectiva, para ver resultados y que no se resienta tu piel.

Nada más levantarte toma 1 vaso de agua templada con un limón exprimido

 

Desayuno

*Puedes elegir 3 productos, uno de cada subapartado de la siguiente lista:

Frutas (naranja, pera, manzana, kiwi, mango, ciruela, papaya)

Infusión

Café con leche

1 vaso de leche de arroz, avena o soja

Tostadas integrales con aceite y tomate

Tostadas integrales con aceite y york

3 galletas sin relleno

1 croissant pequeñito

 

Comida

*Elige de cada grupo uno, según te apetezca dada día

Entrante:

Ensalada verde (puedes añadir lo que quieras todo de color verde) Vasito de arroz blanco o integral Vasito de quinoa

1/2 plato de pasta hervida, sin salsas sólo acompañada con aceite y especias

Principal:

1plato de pasta ( no tomas entonces ningún entrante) carne a la plancha pescado a la plancha

¿Las cantidades de cada plato? Un truco que no falla, la mitad de lo que comes habitualmente.

 

A media tarde

Si te apetece o tu cuerpo te pide algo, Infusión con 2 galletas sin relleno

 

Cena

¡¡¡Aquí está la clave!!! La cena es el momento del día en que por fin hemos acabado la jornada de trabajo y estamos relajadas, cuando apetece disfrutar más de una buena comida, pero es la que más calorías proporciona porque nos vamos directa a la cama y ya no gastamos tanta energía como durante el día.

Lo ideal sería no cenar prácticamente y tomar sólo una infusión de té verde.

Pero si tienes hambre puedes calmar con 1 plátano, galletas o yogurt con miel.

Esto te proporcionará los suficientes hidratos para calmar la sensación de hambre.

Y para engañar a tu cerebro, intenta poner en práctica la técnica EAT SLOW (Come Despacio) y mastica lentamente, valorando la suerte que tienes de poder ingerir estos alimentos.

Irónico, ¿verdad? La mitad del planeta se muere de hambre porque no tiene para comer y la otra mitad, teniendo para comer, se muere de hambre por mantener una imagen. Aunque es cierto que el físico es importante, y que cuando una se encuentra a gusto con su cuerpo, esto influye en otras áreas, es hora de aprender a comer bien y de forma sana para no tener que pasar hambre de forma drástica justo cuando se acerca el verano.

Recuerda las reglas básicas no sólo para no engordar, sino para tener más salud y un cuerpo con vitalidad, retardando el envejecimiento

Celular:

-no mezclar proteínas con hidtatos

(si comes carne no acompañar con patatas sino con ensalada)

-sólo una proteína principal en cada comida: Huevos/ Pescado/Carne/ Leche/ Queso

-grasas y proteínas nunca juntas, si te apetece por ejemplo patatas fritas, tomar también algo de ensalada para neutralizar

-no tomar fruta después de la comida (es lo que más envejece)

-no tomar nunca leche después de una comida (acidifica la digestión) la leche debe tomarse independiente de otros alimentos

 

Por error, mucha gente piensa que se trata de comer menos y no es del todo cierto (salvo que quieras perder considerablemente peso), se trata de comer mejor. Y esto pasa por combinar bien los ingredientes que tomamos para que el organismo funcione correctamente. El cuerpo humano es una máquina, y si cumplimos a rajatabla el tipo de gasóleo que echar a nuestro coche para que funcione correctamente, ¿Por qué nos cuesta tanto tomarnos en serio lo que debemos tomar para que nuestro cuerpo funcione a la perfección?

Para más información:

Herbert M. Shelton, autor del libro “La combinación de los alimentos”.